30.9.14

Desayunos imaginarios en un porche

El principio del otoño siempre traerá a mi cabeza un recuerdo, o más bien el recuerdo de algo imaginado por estas fechas hace ya algunos años.
Recuerdo como vivía ese pensamiento y como lo alimentaba con detalles inexistentes...Son ese tipo de pensamientos que aunque aún no los has vivido, los piensas y los imaginas increíblemente reales.
Pues bien, mi pensamiento tiene que ver con un antiguo amor...con el mar...y con la estabilidad.
Estuve a punto de liarme la manta a la cabeza e irme a vivir a Cádiz de donde mi chico de entonces era.
Mi imagen idílica (porque no se le puede llamar de otra forma) era sin duda el momento de la mañana desayunando los dos en el jardín, yo y mi taza...un buen jersey, mis pelos locos de la mañana...(aún empijamada) y la terraza...














 Un otoño en el jardín...mira que hay momentos que me inspiran...pero ese, ese sin duda me llena de calma, como os decía antes, de estabilidad, quizás porque lo asocie en el momento en el que lo viví, pero así lo siento.

Las terrazas y jardines en verano se viven, pero en otoño (y primavera) es quizá la estación donde se sienten, se perciben los cambios y los observamos...
Ahora que lo recuerdo...creo haber escrito en aquel momento ya, sobre los desayunos de otoño en aquella terraza imaginaria.

Os dejo en el post de hoy imágenes en los que me imagino de nuevo en esas mismas condiciones, la terraza en otoño, puede ser sin duda un buen refugio para estas fechas, yo sin pensármelo haría este mismo acto cada mañana, mi desyuno imaginario.










28.9.14

Una nueva semana.



Quizás porque los domingos sea el día de la semana en el que inconscientemente lo dedicamos a pensar, el día que nuestra cabeza se detiene e intenta poner en orden todos los pensamientos, sentimientos...y valorar todos aquellos momentos vividos entre la semana, quizás por eso el lunes sea ese día en el que nos sintamos con tanta fuerza como para comernos el mundo...
Acaba la semana...y de nuevo nos sentimos igual, ¿conseguimos cambiar todo aquello en nosotros que nos propusimos el domingo? ¿Hicimos de nosotros esa mejor persona que nos prometimos?

Ayer domingo...mi reflexión trataba sobre las palabras...mis palabras...
Me recuerdo hace años, cuando me regañaban por decir de una manera firme y segura todo aquello sobre lo que pensaba, me vino a la mente también todas esas horas que dedicaba a escribir una carta
tras otra...hablando de mi...de ti...de la vida, nuestros pensamientos...mis sentimientos...sueños..
Hoja tras hoja...sin saciarme, un papel en blanco era sin duda la mejor 
puerta para abrirme al mundo y curiosamente lo hacía sin miedo.
Extraño esos momentos, hecho la mente atrás e intento buscar en el tiempo aquel momento en el
que tuve miedo de pensar en alto y por ello paré de hacerlo.
¿En que momento de mi vida encarcelé a mis pensamientos?
Quizás las experiencias sean las culpables de mi repentina mudez, de esa afonía que me 
invade cada vez que las palabras de alguien hacen eco en mi cabeza, que no pueda
contestar todo aquello que siento en esos momentos, no son ideales, son sentimientos...

Quiero hablar, quiero gritarle al mundo como es Ruth...quiero abrir los brazos
y expresarte con palabras todo aquello que siento cuando me quedo quieta en esa 
pequeña y única esquina dónde baña la luz....
contarte y explicarte esa "cualidad" mía que me hacer ser la persona más llorona del mundo mundial
a la que tan solo le hace falta una pequeña historia, 
un momento de felicidad, una bonita conversación, tu sufrimiento o tu alegría o quizás un recuerdo los que hacen que me emocione y sin querer de repente veas mis ojos bañados de lágrimas.
Quizás haya dejado de hablar...de saber expresarme, 
quizás me haya tatuado la frase; 
"Las palabras se las lleva el aire" 
y sea por eso que la Ruth de ahora sólo se exprese con un gesto,
con una mirada...con un abrazo...un salto o un momento espontaneo.
Ojalá no tuviera miedo...
¿Mi propósito para esta semana? Buscar hondo, seguir conociéndome y seguir hablándome bajito
para volver de nuevo a hacerlo en alto.


26.9.14

Proyecto de diseño y asesoramiento -Víctor de la Serna-

Se ha hecho esperar, pero ya está aquí.
Como os anuncié la semana pasada en Facebook, este lunes por fin podría realizar las fotos del diseño que me tuvo entre manos durante un par de meses la primavera pasada.
A si que aquí estoy para contaros un poquito de su evolución.

El proyecto, me salió como muchas otras veces a través del boca a boca, se puede decir que tengo buenos amigos que van recomendándome y eso SIEMPRE se agradece.

Pues bien, para poneros en contexto, se trataba de una pareja joven con una nenita y con otro bebé en camino al que le quedaban los meses justos del proyecto para ver la luz.
Habían estado viviendo "provisionalmente" en este piso prestado hasta que encontraran otro lugar donde asentarse, hecho que causó el que sin querer fueran acumulando mobiliario de diferentes estilos pertenecientes a viviendas anteriores...o algunos nuevos que iban adquiriendo por necesidad de espacio, pero siempre con la mentalidad de realizar un cambio el día en el que se mudaran.



23.9.14

¿Boda en Otoño? why not?

Una de las cosas que me apunté en la agenda para este nuevo "curso" en el blog, fue el elaborarme una lista de contenidos semanales, de esta forma tenerlo organizado y no volverme loca con el "que publicar".
Como os conté creo que hace unas dos semanas, había aceptado a colaborar con una wedding para ser la decoradora de sus bodas, me lo dijo claramente, "yo soy organizadora, necesito a alguien que entienda de decoración" y en esas me embarqué.
Cosas de la vida, me han llevado a una nueva decepción, y sin que me dijera nada de nada, lo que aún no había comenzado, se ha convertido en final (hay muy poca seriedad señores)



Fuera pesimismos...(de ahí el post de hoy) quiero traeros cada semana (intentaré que sea así) una boda, una sesión de fotos...un vestido...algo relacionado con el mundo tan bonito y romántico que las rodea.

Acorde a la estación que nos acompaña, hoy os traigo una sesión de fotos inspirada en una boda en otoño.


















Aunque acostumbrados a las bodas en temporadas donde el buen tiempo "casi" siempre acompaña, he de decir que una boda en otoño o una boda en invierno, puede resultar igual de bonita y mágica que en cualquier otra fecha del año, trasmite su aquel tentador, no os voy a decir que no.
Para ésta, la pieza protagonista la encabeza un chester en piel marrón, la tonalidad por excelencia en temporada de otoño, y un cierto aire vintage y british acompaña a la decoración.







































Para mi, el mayor acierto reside en la nota de color que aportan las dalias rojas entre las flores de temporada junto con el labial de la novia, me parece el toque ideal a toda esta composición romántica.
Y vosotros, ¿qué opináis? boda en otoño ¿si o no?



22.9.14

Preparado un hogar para el otoño

¿Mi estación preferida? El verano sin ninguna duda, pero hoy...hoy empieza el otoño, y la luz del sol en estas fechas luce aún más bonita, las tonalidades se tornan aún más cálidas...y los escenarios de cualquier paisaje se convierten en espacios sacados de un auténtico libro de historias románticas...
Aunque el otoño aún te ofrece algo de tregua para seguir disfrutando de los paseos al aire libre, bien es verdad que comienzan las largas jornadas en casa, cenas con los amigos...un simple café....
La casa que hoy os traigo me parece perfecta para iniciar la temporada.
Una reunión alrededor de una chimenea...texturas suaves y cálidas...
Bienvenido Otoño




























21.9.14

Un baño de estilo étnico en el que comenzar la semana.

Después de una temporada ausente en la que he estado pluriempleada durante esta primera quincena (aprovechaba los descansos del medio día para trabajar en otro lado) vuelvo al blog, quizás no con esas fuerzas que me encantaría y que otras veces he aprovechado.
Hago balance de estos últimos meses, y reconozco que han sido buenos, me he rodeado de buena gente, buenos ratos...pude disfrutar del mar, de mi familia... y quizás todos ellos me alimentaron y renovaron mucho más de lo que en otras ocasiones he podido recordar...

Pero de nuevo llega la temporada de búsqueda de empleo a mansalva...y si señores...interiorista y diseñadora...pero la cantidad de proyectos que recibo no son tantos como me gustaría, y no, aún no puedo vivir de ello.
A eso le sumamos, ilusiones de nuevas colaboraciones que incluso antes de empezar se desvanecen...y de las que ya ni si quiera te preguntas el porqué de tan poca seriedad...simplemente, intentas pasar página.

Y si, en el mundo del diseño es difícil  encontrar ese hueco...pero es tan bonito... me llena tanto, que soy incapaz de abandonarlo...



Hoy para empezar la semana, os traigo un baño, una estancia perfecta para reencontrarse a uno mismo.... para cuidarse, para mimarse...
Un baño perteneciente a una casa Balinesa, sin lugar a dudas la importancia de los materiales se hace evidente.
Yo que soy mujer de andar descalza....(cosa que mi padre odia) me imagino en contacto con un hormigón finamente pulido, inundada de una suave luz y un aroma y brisa fresca que se cala a través de sus ventanas...
Empiezo la semana con un baño tranquilo, la madera de teka que viste la bañera me invita a relajarme y a no coger este lunes con prisa y con ansia, que en verdad hay tiempo para todo.
La decoración de estilo ético resulta de un modo sutil, no me gustan los recargos de objetos y materiales que lo hagan a primer vistazo evidente.
Durante esta semana publicaré la casa entera en el perfil de facebook, creo que os va a encantar a si que estad atentos.
Feliz inicio de semana.



7.9.14

Mezcla de texturas, mezcla de estilos

Este año es sin duda el año de independizarse dentro de mi grupo de amigos, están todos como locos con el tema de la decoración y la idea de aprovechar el máximo espacio sin que parezcan espacios abarrotados.

Este fin de semana, tocaba hacer visita a un pisito de soltero. Lo primero que se os viene a la cabeza es seguro que; desorden...mezcla de estilos y muebles sin sentido...y pizzas y latas por todas partes...(madre, pero que mala que soy) y al llegar nos encontramos justamente con todo lo contrario...Un pisito en toda regla, cuidando el mínimo detalle, gama de colores...iluminación...cuadros y fotos perfectamente elegidas...
Vamos,  que nos encantó.

Y como no, Ikea salió en la conversación al hablar de la decoración y los muebles.
Yo soy defensora hasta la muerte de esta gran marca que nos ha traído diseño y funcionalidad a todos los hogares.



Bien es verdad que a veces resulta un copia y pega de catálogos o de casa en casa...pero solo es cuestión de elegir esas piezas y mezclarlas con aquellas otras con la idea de casarlas y crear espacios realmente únicos aunque en ellos se encuentren piezas bien conocidas por todos.

La cocina que hoy os traigo es un claro ejemplo de lo bien que funcionan las piezas atemporales, con piezas, podría decirse que casi minimalistas, los materiales con texturas naturales con aquellas otras en metales o policarbonato.

Me encanta como destaca la silla Tobias en este espacio, creo que forma una bonita armonía entre todos los materiales y formas que la rodean...La mesa que resulta muy pesada visualmente crea un conjunto más que perfecto, dejando a una y otra su propio protagonismo más que merecido.

Me encanta esta cocina..! no es precisamente una cocina para una casita de esas que nos podamos permitir ahora...pero si que es verdad que podemos trasladar estas premisas a cualquier espacio, sin tener miedo a esa mezcla de estilos, e ir bien contentos a elegir nuestra pieza estrella a ikea.
Ya puestos a soñar... me viene perfecta, y me guardo la idea, para el que será el cortijo de mis sueños algún día.