Un nuevo paseo por San Giorigio Hotel Mykonos

noviembre 12, 2014

Hace ya dos años de aquel post que publiqué presentando San Giorgio Hotel y hoy vuelvo con un paseo nuevo por sus estancias con nuevas imágenes.
En aquel entonces se convirtió en uno de mis hoteles favoritos (de hecho la portada de Linea R en facebook es con una de sus imágenes) y por lo que veo moverse por la red, también favoritos de muchos de vosotros, mis seguidores y todos aquellos a los que sigo.







Su estilo, ese con el que tanto sueño...(aquí podéis verlo) se identifica mucho con la sensación que me inunda de nuevo, gracias a una mini escapada a mi tierra, Almería.

Hay semanas que se hacen difíciles, a veces por las circunstancias que nos rodean y/o por la cantidad de pensamientos negativos con los que inundamos nuestras cabezas, que son sin duda los principales motivos por los que sin querer abandono, o me doy un descanso con vosotros (tremendo error, reconocido, pero es lo que siento hacer en esos momentos)


























Como os decía... he podido pasar unos días cerca del mar, y aunque desde hace unos años se me ha escuchado decir pocas veces esto, he vuelto con la sensación de que me ha sabido a poco, quizás hubiera necesitado quedarme allí unos días más.

El Hotel San Giorgio en Mykonos, representa la naturalidad que rodea o se encuentra cerca del mar, la espontaneidad de los elementos que los acompaña en cada rincón o en cada momento vivido en todas sus estancias, y de las sensaciones que te hace vivir todo ese cúmulo de cosas, de una manera casi libre y natural, sin tapujos, sin escudos....sin fachadas...

Este fin de semana ha sido un poco de todo eso.
Necesitaba bailar, reír, hablar sin miedo, caminar cerca del mar, descalzarme, llorar, y por supuesto echarle morro a la vida y decirme "Hey! que aquí estoy yo! ¿por qué no? 
Que importante es encontrarse de nuevo con uno mismo, con esa persona que llevabas un tiempo sin ver, escondido por sus miedos.

Por el momento, "yo misma", se viene conmigo a cualquier lugar, por lo pronto a pasear por la vida, a alojarnos en San Giorgio Mykonos, a recordar y a sentirnos como somos en realidad.



Quizás también te guste

2 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?